“Celebración” de Daughters of the Moon
Un Lugar para Madres nace con la intención de ofrecerte un espacio donde disfrutar de un tiempo para cuidarte entre otras madres.
Una red de madres para hablar desde nuestro interior, acogiendo por igual las luces y las sombras de nuestra maternidad.

Un lugar para compartir la madre real que somos, la que cuida, nutre, protege y acompaña a sus hijos con amor y entrega y la que se cansa, se impacienta, se enfada, grita, y se culpa por ello.

En este lugar puedes reconectar con la sabiduría materna que ya tienes dentro.

Un Lugar para Madres ha sido creado conjuntamente por Sophia Style, Isabel Villanueva y Mónica Manso, tres mujeres, madres y acompañantes de la maternidad consciente y la energía femenina que hemos unido nuestra energía, nuestro sentir y nuestra experiencia personal y profesional para ofrecerte un lugar donde celebrar y honrar tu maternidad.



Realizaremos cuatro encuentros de dos horas, a lo largo del tiempo, donde exploraremos diferentes “paisajes” de la maternidad. A través de la escucha profunda, las herramientas del coaching, la conciencia sensorial, los rituales y la creatividad, exploraremos los siguientes temas:


miércoles, 31 de julio de 2013

Tercer ciclo de ULPAMA en Palencia

Con gran alegria hemos acogido la propuesta de sacar UN LUGAR PARA MADRES de las ciudades habituales y ofrecerlo en Palencia... a petición de un grupo de madres muy interesadas y activas

Que grupo tan variado e interesante! en la primera sesión participaron 7 mujeres fantásticas más una abuela y una madre joven y realmente ha sido nutritivo recoger el sentir maternal de diferentes generaciones y mujeres con vidas diferentes... Lo maravilloso es que la red es nutritiva para todas!!

El viaje ha sido intenso y enriquecedor

Algunos comentarios conforme van llegando las evaluaciones:

Lo que más me gustó fué la cercanía, la sintonía, el placer de escuchar y de que te escuchen, el poder reir y llorar con los demás de cosas que nos pasan, la calidez de las miradas, la complicidad de la amistad creada... todo esto porque fué único, nos abrimos en canal para poder disfrutar y para podercomprender, para poder profundizar

Cuando estoy escribiendo estas palabras se me llenan los ojos de lágrimas y me siento muy afortunada de haberlo podido disfrutar. Me parece que no debe ser un taller esporádico sino que debería formar parte de nuestro quehacer C.H.



Lo que ayudó a crear un cambio dentro de mí en relación con mi camino como madre fue todo lo que hemos compartido: el ver donde estaba, el escuchar que viven las demas, sentirme conectada con ellas y tantas otras. El poner nombre, sentir que no estoy sola, que no soy rara sino que esto de ser madre realmente significa tanto como vivo y me parece C.E.

Lo que más me gustó fué el grupo, el espacio físico, la música, la ponente B.G.

miércoles, 10 de abril de 2013

Concluimos un segundo ciclo de UN LUGAR PARA MADRES

Ahora que estamos preparando un tercer ciclo de este espacio Nutritivo, inspirador, acogedor para madres, recogemos algunos testimonios, fotos y experiencias de lo que fueron las experiencias en Barcelona, Girona y Valladolid de los segundos grupos de UN LUGAR PARA MADRES en cada ciudad.

Realmente este es un espacio especial y necesario para aquellas madres que anden buscando tejer red, compartir la madre real, reconectar con recursos, colocar experiencias, explorar la madre oscura o los aspectos de la maternidad que nos asustan o no entendemos.

En Valladolid: Cerramos el pasado Febrero otro grupo de madres en el Centro Red de Mar.
Compartimos risas, experiencias, sentimientos, dudas y alguna que otra lágrima

Fue un grupo intenso, nos vimos cada semana, nos encontramos y nos reconocimos cada una en su camino. Qué reparador resulta el encuentro entre mujeres con escucha, respeto, complicidad, calidez y sinceridad.


Algunos comentarios del grupo de Valladolid...

Los martes de estas semanas han sido como un punto de anclaje en el paso a veces alocado, de los días. Pasara lo que pasara, llegaba el martes y allá arriba había un espacio para mi. I.B.

Es como un baúl abandonado que te encuentras por en el desván de alguna casa conocida. Está lleno de cosas que vas descubriendo poco a poco a medida que las vas sacando. Te encuentras con cosas que te encantan, otras que no sabes que empezar con ellas en el momento, pero te quedas con ellas. Sientes la excitación al abrirlo por saber con qué te vas a encontrar. Te emocionas con lo que encuentras y no le quieres volver a cerrar nunca.M.B.

Lo que más me gustó fué conocer otras madres con las que poder compartir neustros sentimientos sobre la maternidad. El espacio y la ocasión para hablar y escuchar M.F.

Y el próximo en Palencia!!

lunes, 7 de enero de 2013

Un lugar para madres en Valladolid

Ahora al inicio del 2013 es un placer mirar hacia atrás y recoger las experiencias del primer grupo de Un lugar para madres en Valladolid
Estuvimos en Red de Mar los miércoles por las mañanas 6 mujeres y yo durante casi tres meses, donde compartimos risas lágrimas, nuestras emociones, experiencias, nuestros lados oscuros y nuestras cualidades y valores.
Un viaje intenso y que merece la pena hacer, un autentico regalo para este tiempo de maternidad, sea cual sea el tramo del camino andado, que tengamos un bebé o seamos madres de hijos mayores o adolescentes. Hasta las abuelas tienen su espacio aqui!!
Voy recogiendo los testimonios de las asistentes, que me van enviando poco a poco, mientras la experiencia se va integrando y reposando... Aqui una muestra que se ira ampliando... Un gran abrazo Isabel Villanueva

Un lugar para madres, sin juicio, ni fórmulas mágicas, ni recetas, un espacio donde caben las palabras, los silencios, las emociones, las anécdotas…, pero también y sobre todo lo suficiente para que la mirada abarque lo dicho y lo callado. Lo suficiente es lo que Isabel propone, desde la sabiduría y la intuición, desde la experiencia del compartir, desde la sencillez de lo fundamental. Una encuentra su sitio enseguida, muy cerca del de las demás, pero muy distinto al mismo tiempo, y se siente bien de que sea así. También el encuentro maravilloso con otras mujeres, con la energía femenina poderosa, con la triste, con la débil, con la risa, con la empatía, con el espejo…

Siento que ha sido, que está siendo, un punto de inflexión en mi vida, y que me parece alucinante el trabajo inmenso que hay detrás. Me siento muy agradecida y afortunada de haber formado parte de este encuentro. D.S.

Me ha gustado el poder expresar libremente los sentimientos más profundos
porque me he sentido comprendida, apoyada, contenida y en ningún momento
juzgada. C.M.


Lo que más me ayudó fue la posibilidad de hablar de mis miedos como madre, poder sacar a la luz la parte que yo misma he llamado oscura, poner nombre y verbalizar mis sombras, mis cansancios, mis lágrimas… Y sobre todo el poder sentir que me escuchaban y que yo podía escuchar a otras mujeres y ser testigo de sus vidas.
Darte las gracias; ha sido una experiencia increíble y renovadora. Siento que camino diferente y que me levanto cada mañana con un sentimiento diferente…sigo siendo yo, pero con más conciencia de mí y de mi camino. C.A.

Me ha parecido un espacio de verdadera intimidad en el que desnudarse y arroparse al mismo tiempo. Perfecto los temas tratados, con el orden necesario como si se tratara de un camino en el que cada vez eres capaz de ver y entender mejor. Una verdadera ayuda, porque encuentras herramientas, comprensión y aceptación de tí misma a través de la experiencia y sobre todo, de compartir. Recomiendo mucho muchísimo a quien se sienta un poco perdida, buscando... E.L.


lunes, 31 de diciembre de 2012

Testimonios del primer viaje...

“Este taller ha sido un espacio donde encontrarme a mí misma y a otras mamas que sienten la maternidad con toda su intensidad, un lugar de luz donde caminar, sentir, amar y especialmente crecer y donde también volcar mis sombras que se han despertado en mí y que poco a poco pongo conciencia y no juzgo. Y especialmente un espacio de dar y recibir amor y conectar con mi esencia de mujer.”
Chari
"Un Lugar para Madres" ha cubierto mis expectativas iniciales porque yo quería navegar por el yin, dejar fluir lo que tuviera que surgir sobre mi maternidad y este espacio me lo ha dejado hacer con total libertad: he conseguido desprenderme de muchas de las capas de yang -o masculinidad excesiva- que tenía y a conectar con mi parte femenina de forma harmoniosa. Por otra parte, los talleres que hemos hecho a lo largo del curso me han permitido ver/valorar mi potencial como madre y aprender a mejorar en este rol. Estoy muy contenta de haber conocido a mis compañeras porque me siento llena de una "nueva" sabiduría que, a su vez, también ha sido fortalecida por las vivencias y emociones que hemos podido compartir de un modo abierto y sincero. A veces, me ha parecido un espacio de protección, de afecto, de infinita comprensión y enorme respeto por todo aquello que nos hemos explicado sobre el crecimiento y la nutrición como madres.”
MAITE
“Para mi ha sido la oportunidad de tener consciencia, sentir que tengo derecho a estar cansada, a tener dudas, a renombrar mis miedos y sombras, a aprender a priorizar, a buscar espacio, a tener mas presencia cuando estoy con mi hija.
 De conocer mujeres sensibles que escuchan sin juzgar y a mirar la luna de distinta forma... “
Carmen
“Gracias a todas por haber compartido vuestras experiencias tan íntimas de la maternidad y de ellas dejarme tomar detalles para auto aplicarlos y una vez más Gracias Mónica por crear este espacio y por darme la oportunidad de compartirlo con vosotras. Para mi UN LUGAR PARA MADRES, es la Pausa a la Rutina; el poder salir de la burbuja que es el vivir la maternidad en toda su escencia y tomar el esmorçar que nutre el Alma para poder seguir nutriendo al resto de la familia. Un cálido sitio donde encontrar apoyo y comprensión con respeto y sin juicios. Una experiencia donde la mezcla de sentimientos y sensaciones dan paso a un crecimiento personal sin límites. GRACIAS A TODAS Y A CADA UNA!!!!!”
Marula Winterhalder 
“Un lugar para madres, es ese lugar que todas las mujeres deberíamos tener como madres, mujeres, compañeras, amigas... porque nos lo merecemos.
Para mi ha sido algo mágico el haber encontrado este círculo tan maravilloso.
Ha sido muy revelador para mi, dónde he sentido mucho amor, comprensión y he visto que no solo soy yo la que siente miedo, está perdida por la crianza, la maternidad..
Escucharnos unas a otras, llorar, reír, compartir esta experiencia ha sido un placer.”
Chus
“Para mi, Un Lugar para Madres, ha sido una experiencia reconfortante y nutridora... muy inspiradora! Felicitaciones a las organizadoras y muy especialmente a Monica, por su compromiso y vocación  por un mundo en femenino. “
Reyes